Su carro

Su carro está vacío

¿Cómo funciona el GPS?

TomTom Education

Navegación

Longitud + latitud = navegación inteligente

Los primeros marinos se limitaban a seguir los hitos o marcas costeras reconocibles, lo que está bien, aunque presenta desventajas bastante evidentes. Para empezar, hay que viajar de día y mantenerse cerca de la costa. Y segundo, si confías en marcas costeras reconocibles, ¿cómo vas a descubrir algo nuevo?

A medida que crecía la demanda de comercio marino, los navegantes tuvieron que aprender a calcular su latitud (los grados al norte/sur a los que uno se encuentra en el globo terrestre) mirando el sol durante el día y a la estrella del norte por la noche, lo que les permitía navegar sin ver tierra.

Con el tiempo, el éxito de las economías locales empezó a depender cada vez más de la habilidad para comerciar con beneficios en tierras cada vez más lejanas. Así que los emprendedores se dispusieron a satisfacer esta necesidad económica inventando nuevas y mejores herramientas y técnicas de navegación.

De vez en cuando, esta evolución gradual de la navegación adquiría un mayor impulso. Por ejemplo, cuando los países europeos descubrieron las riquezas que podían hacerse al otro lado del océano en América, África y el Lejano Oriente. Una consecuencia de esto fue la fundación, hace unos 400 años, de la primera multinacional del mundo: la Compañía Holandesa de las Indias Orientales.

Ya en 1700 estaba claro que el primer país que encontrase la manera de medir con precisión la longitud en el mar contaría con una ventaja comercial enorme frente a sus rivales. Así que las grandes potencias marítimas de la época - Francia, Holanda, Gran Bretaña, España, Portugal y otras - pusieron a sus mejores cerebros a trabajar. Quién ganó y por qué es una historia increíble por mérito propio.

<<  >>


Instale Flash Player para ver correctamente www.tomtom.com

Debe tener instalado Flash en su navegador de Internet.

Obtener Adobe Flash Player