Su carro

Su carro está vacío

¿Cómo funciona el GPS?

TomTom Education

Mapas digitales

¿Cómo funcionan los mapas digitales?

Mantener los mapas digitales actualizados
Hay tres maneras de recopilar la información necesaria para crear y actualizar un mapa digital:

1. Trabajo de campo. Existen recopiladores de datos que conducen por redes de carreteras de todo el mundo, registrando cambios y discrepancias.
2. Análisis de imágenes aéreas y tomadas por satélites.
3. Datos obtenidos de los clientes. En TomTom, por ejemplo, cualquier comentario de un cliente recibido a través de la página web se notifica a TeleAtlas, que examina cada caso individualmente para, donde sea necesario, ir a ver en persona cada punto.

Lleva mucho tiempo elaborar un mapa digital, que es asimismo un proceso complicado desde el punto de vista logístico. Por esa razón, empresas como TeleAtlas están continuamente ideando tecnologías y técnicas que agilicen sus procesos de actualización, con objeto de producir mapas cada vez más completos.

Para llevar a cabo del trabajo de campo, TeleAtlas acaba de introducir sistemas cartográficos móviles.


Sistemas cartográficos móviles: un poco de James Bond
Las furgonetas cartográficas móviles están equipadas con un máximo de seis cámaras digitales de alta resolución, que incorporan como mínimo un par que observa estereoscópicamente. Esto significa que dos cámaras visionan desde dos puntos distintos, de manera que al unir las fotografías se obtienen imágenes en tres dimensiones.

En el interior de las furgonetas también hay un receptor GPS diferencial, un giróscopo de fibra óptica, un odómetro y hasta 4 ordenadores equipados con programas específicos para procesar datos sobre la marcha.

De esta manera, TeleAtlas es capaz de crear una biblioteca de información y, lo que es más importante, mantener actualizados los mapas de TomTom para que reflejen la realidad lo más rápido posible una vez que ésta se modifica.

Prueba de ello es que más de la mitad de las discrepancias que TomTom recibe de sus clientes en la actualidad ya se han resuelto antes de que nos llegue la queja.


Más mapa por cada megabyte
Pero la verdad es que los principios básicos de la cartografía no han cambiado. Ya utilizasen dibujos o conchas marinas, los primeros cartógrafos estaban comprimiendo información sobre la realidad en algo miles de veces más pequeño que el mundo que observaban. Esa diferencia es la escala.

Los mapas digitales son viables porque en ellos puede comprimirse muchísima más información que por otros medios. Actualmente nos sentimos muy ufanos con los logros tecnológicos alcanzados, pero si nos paramos a reflexionar un momento, resulta bastante sorprendente poder tener todas las carreteras europeas dentro de una tarjeta del tamaño del dedo pulgar.


El futuro de la cartografía digital
Existen probablemente dos áreas en las que se está avanzando mucho para hacer más fácil aún el desplazarse de A a B.

El primero es la calidad de los mapas en sí. Una mejor visualización redundará en una mejor conducción. En concreto, áreas como las 3D, los alzados y los hitos, tiene un potencial enorme.

La segunda es una tecnología llamada "actualización incremental". Básicamente significa que sólo se entrega al usuario del mapa, usted, la parte de la base de datos que se ha añadido, borrado o modificado. Esto ayudaría sobremanera en la batalla constante para reducir el tiempo que pasa entre el momento en que se producen los cambios en la carretera y el momento en que aparecen reflejados en el mapa.

<<


Instale Flash Player para ver correctamente www.tomtom.com

Debe tener instalado Flash en su navegador de Internet.

Obtener Adobe Flash Player